Bancada de gobierno radica proyecto de ley para eliminar algunos costos de servicios financieros en los productos de cuenta de ahorros y tarjetas de crédito.

Bancada de gobierno radica proyecto de ley para eliminar algunos costos de servicios financieros en los productos de cuenta de ahorros y tarjetas de crédito.
Con el fin de fomentar la bancarización, y de continuar implementando medidas que tengan como fin la inclusión financiera en el país, el Proyecto de Ley 050 de 2018 radicado en la Cámara de Representantes por el congresista Álvaro Hernán Prada, pretende eliminar algunos de los costos de los servicios o productos financieros de cuentas de ahorro, tarjetas débito y tarjetas de crédito, adquiridos principalmente por el sector de consumo. Con el fin de fomentar la bancarización, y de continuar implementando medidas que tengan como fin la inclusión financiera en el país, el Proyecto de Ley 050 de 2018 radicado en la Cámara de Representantes por el congresista Álvaro Hernán Prada, pretende eliminar algunos de los costos de los servicios o productos financieros de cuentas de ahorro, tarjetas débito y tarjetas de crédito, adquiridos principalmente por el sector de consumo, que se refieren, por lo general, a aquellos relacionados a la (i) administración (cuota de manejo); (ii) expedición (talonario o libreta de ahorros, tarjeta débito, tarjeta crédito); y (iii) uso (consulta de saldos, retiros, transferencias, comisiones) de dichos productos. En particular, el Proyecto propone eliminar las cuotas de manejo cobradas por las Entidades Financieras para los productos de cuenta de ahorros, tarjetas débito y tarjetas crédito, y los costos asociados a la utilización de cuentas de ahorros, tales como: retiros y consulta de saldo en cajero de la entidad, transferencia por internet a cuentas de diferente titular de la entidad, pagos a terceros por internet y costo por consignación nacional en oficina diferente a la de radicación. En nuestra opinión, la iniciativa es muy positiva para el sector consumo, teniendo en cuenta que beneficiará enormemente a los ahorradores que, por lo general, o no conocen el valor real del costo de utilización de sus cuentas de ahorros o simplemente los perciben como un abuso irremediable. Ahora bien, las medidas que el Proyecto pretende implementar, por lo menos en lo que se refiere a los costos asociados a las cuotas de manejo de tarjetas de crédito, no necesariamente constituyen un medio idóneo para alcanzar la inclusión financiera y la bancarización del sector consumo en el país. Muchos consideran que este tipo de cobros sirven de medio de control a la colocación indiscriminada de tarjetas pues desincentiva la aceptación de las mismas por parte de los clientes. Por lo tanto, la medida seguramente incrementará la colocación de plásticos y el ingreso de nuevos clientes al segmento, lo que indudablemente merece un análisis juicioso sobre el riesgo de crédito para las Entidades, sino queremos ver un incremento previsible en el índice de cartera vencida de este producto.

Sin embargo, también es cierto que la eliminación de este costo, puede dinamizar el mercado en términos de competencia más justa para el consumidor financiero, en la medida en que las cuotas de manejo dejarían de ser un elemento diferenciador entre las entidades, para darle paso a la competencia real en función de mejores tasas de interés, programas de fidelización y servicio al cliente. Ahora, en lo que se refiere a los costos asociados a las cuentas de ahorros, cuya eliminación pretende el Proyecto, vale decir que en la actualidad, las entidades financieras que ofrecen este tipo de productos, ya tienen la obligación de ofrecer gratuitamente a sus clientes, por lo menos un medio o canal de retiro de los recursos depositados.